miércoles, 18 de enero de 2017

Simbiosis


¡ Cómo se reconforta
una hondura sin fondo en el consuelo
de otro abismo mayor!

Habla en silencio,
confía tu secreto a la dureza ávida
del corazón marmóreo.
¿Tu fría indiferencia de mortaja,
es la esencia sin trampa de tu ser,
o es el disfraz?

Conviene
una oquedad oculta,
útero maternal húmedo y tibio,
al latido indefenso
del alacrán.

Misterio fascinante
es la belleza agreste que se ampara
en la piedad de seda de lo oscuro
y lo habita.