martes, 17 de enero de 2017

Y no decir amor



Aligerar lo puro
de su peso y su brillo.

No anhelar la sustancia o el fulgor,
sino la transparencia

Depurar la palabra,
reducirla
a la hebra meliflua e invisible
suficiente al sentido

No decir agua o pan,
aire, pájaro, estrella.
Basta con decir vida

No pronunciar  amor,
ni eternidad, ni sueño, ni esperanza.
Mejor grita ¡ Imposible!.


Y no decir congoja,
angustia, miedo , muerte.
Calla. 


Sé qué podría
sumirme en el silencio,
desprenderme de todas los vocablos
a excepción de  aquel único,
vital, que necesito.

¿ Hay quien pueda vivir
y no decir amor...?

¿ Y no decir amor...?

! Y no decir amor! 


!Debo gritarlo!

!Aunque se me transforme
en insufrible ciénaga la boca
de hieles y melazas!1