lunes, 26 de junio de 2017

Método


Sin orden ni concierto, sin hartura,
sin más,sin ton ni son.
En una inspiración de calentura,
sin premeditación.

Sin rastro de mentira o de impostura,
sin trampa ni cartón.
Sin poder evitar la sangradura,
de todo corazón.

Hablo en ellos del peso existencial,
del hombre, lo que sé...., lo que no entiendo...
...lo sobrenatural.

Porque del escribir
sonetos a granel, he terminado haciendo
la forma más auténtica que tengo de vivir.