miércoles, 28 de junio de 2017

Quinceañera ( XXXV)


Cómo quisiera ser la intrascendente
muchacha quinceañera en la que un día
pusiste tu ilusión ,que prometía
que habría de durar eternamente.

Una ventana abierta a la alegría
brindarte en mi mirada trasparente,
mariposa que en vuelo incandescente
te llevase al país de la utopía.

Pero soy esa desvaída y triste
mujer de niebla que apostó al intento
de subsistir las alas y el candor

La  contra el desánimo  resiste
con fe y con corazón y aún tiene aliento
para seguir hablándote de amor.