sábado, 15 de abril de 2017

Adicción

Ando completamente trastornada

pues tan pronto suspiro como canto,
estallo en risa o me deshago en llanto,
estoy feliz o muy malhumorada.

De este mal que me aflige , un cruel azote
que me hiere , me parte por el medio
y hace que su inclemencia ni la note
para mi mal ,conozco yo el remedio.

Un bálsamo que engancha y que encadena,
transforma mi latido en pura lumbre
y que en vez de sanarme , me envenena.

No quiero andar igual que ánima en pena,
lo asumo , eres tú ya mi costumbre...
! Inyéctame, mi amor, tu amor en vena!