jueves, 1 de febrero de 2018

Sálvese el que pueda!! ( Canción cínica cantada con amargura)


Historias intrascendentes
de buenas gentes
suelo escuchar.
Discos de consumo,
humo,
envuelto en bolsas de celofán,
Le cantan a una mirada
que se quedó
grabada
en tu piel,
o a la llama enamorada
que arde en la boca de una mujer.

No pienso yo a estas alturas
tomar posturas
ni protestar,
me cogeré mi sardina,
buscaré un ascua y la pondré a asar,
total, para cuatro días,
es tontería
dejar la vida pasar,
que al que se muere , lo entierran
y no es seguro resucitar...

Estribillo
Pero es que además
el personal hoy ya pasa de todo
y no hay ningún modo
de llamar la atención,
ya no hay palabras que apunten con bala,
todo nos resbala
sobre el corazón.

Que está agonizando el río,
triste y vacío
el monte está,
llueve plomo derretido
y , por lo que he oído,
se pudre el mar..
Con tal de que esto perdure
mientras yo dure
¿ Qué más me da?
Y en cien años , todos calvos...
échale un galgo...
¿Quién lo verá?

Estribillo

Las iglesias están mudas,
nadie lo duda,
se callarán,
cuando escupan los cañones
necias razones
y mortandad,
pero hay que ser consecuente,
que sobra gente
es la verdad,
resulta más eficiente
que un control indecente
de natalidad.

Estribillo

Más cuánto me gustaría
algunos días
dar marcha atrás,
seguir cantando y soñando
que hay esperanza
para la humanidad.
No sé si es de esperar tanto,
si es desencanto
o si es la edad,
que hoy solo sueño lentejas,
cama, pareja
y tranquilidad.

Estribillo