sábado, 15 de julio de 2017

Llorando versos


¿ Qué quieres que te diga?

Solo puedo decir que ya no tengo
ganas de decir nada.

Hoy escancian las nubes un tibio chirimiri
sobre el rostro extasiado de las flores
y extiende suavemente un manto silencioso
monótono y tristón sobre el paisaje.

Mientras que sin desmayo arrecia el aguacero
  • y son chuzos de punta-
    sobre la indefensión de la cabeza.

No son tiempos de hablar,
las palabras serían
coágulos de congoja
saliendo por la boca a borbotones
y apedreando el cielo a puro grito.

Mejor cerrar los ojos
dejar que la blandura del día nos empape
de sosiego y arropes.

Y permitirse el lujo diminuto
de llorar versos claros hacia adentro.