sábado, 15 de julio de 2017

Visiones


Como me ves a veces me presiento
en el helor sin fondo de tus ojos:
leño seco plagado de gorgojos
que al hastío le sirven de alimento.

Por más que me desangre en vinos rojos
no adviertes ya verdor en mi sarmiento.
La vida es lo que tiene, el ornamento
nos muda sin que sirvan anteojos

Como tú me recuerdas me quisiera
recordar , toda carne de membrillo
que se macera en ron, dulce y rotunda.

Si tal como me sueñas ,me atreviera
a dibujarme apenas sobre el brillo
de esta luz otoñal que hoy nos inunda...