sábado, 6 de mayo de 2017

Noches de Mayo



Es que apetece cantar...
Noches de Mayo, serenas,
no hay otras noches más buenas
para salir a rondar.
Noches que hacen soñar
a las muchachas en flor
que esperan con un temblor
a escuchar que a su ventana
un mozo llega y desgrana
coplas que hablan de amor.

Noches cargadas de olores
hechiceros de alhelíes,
que hacen que en la voz confíes
de los dulces trovadores.
No importa que después llores
si se te acaba el contento
pues con el último acento
descubres que esas galanas
palabritas son livianas
y que se las lleva el viento .

Quién no tuvo quince años...
Quién no tuvo en su balcón
rondándole una ilusión,
merodeando un desengaño.
Pero si de todo daño
un bien se puede obtener,
y , aunque es muy duro aprender
acopiando desencantos,
soy otra más, entre tantos,
que sé mucho más que ayer.

Si  hoy me vienes a rondar
no me traigas margaritas
porque aunque son muy bonitas
alergia me suelen dar.
Si me quieres alegrar
la noche tráeme bombones,
y luego en la caja pones
disimulada una alhaja,
no hay una forma más maja
de conquistar corazones.