domingo, 11 de enero de 2015

Tigre



Habían acabado por acostumbrarse.

 Espalda contra espalda,sus mutuos ronquidos ponían banda sonora a las fantasías que coloreban su descanso.

 Mientras él visualizaba su nueva Harley Davidson, ella se estremecía ante el tigre de sus sueños.