sábado, 29 de abril de 2017

Contracorriente


Todo me lleva.

Es tan dulce el nirvana de dejarse arrastrar
hacia abajo
cuando apenas si hay pluma ,
la carne es ese  lastre quejumbroso
y el destino es La Tierra Prometida....

Volver a los orígenes
del maternal calor de su vientre de limo:
A su latido húmedo
y tranquilizador.

Abandonarse:
última tentación desde el principio.

Si no fuera por esa
hebra de luz , de azúcar
y sinrazón que nace de tu boca
con prodigalidad.

Contra corriente
me muevo y hacia arriba
hasta rozar el cielo si me llamas.