martes, 6 de febrero de 2018

Semillas



Bajo la tierra hace la semilla
lo que debe .
Derrochar paciencia.

Burlarse de los hielos.
Dormir .
Atesorar
los frágiles misterios de la vida.

Bajo la lengua
mi palabra suele
zafarse del dolor que la persigue
y pretende que sea un grito destemplado.
En su clausura puede
ser dueña de sí misma y su silencio.

Ya brotarán cuando la brisa traiga
rumores de tibieza , invitaciones
a la fertilidad.

Cuando el tiempo mejore,
venciendo su letargo ,
ya brotarán las flores amarillas
y algo dentro del alma vibrará,
entrando en resonancia
con su resurgimiento

Ya brotará,
mi verbo,
 ya brotará...
no hay prisa
para tomar el mundo por asalto,
cuando se aspira a conquistar un sueño.

Ser esa oda
que canta a la alegría y la esperanza
y esparce su perfume sobre el viento.