jueves, 8 de febrero de 2018

Soneto perfecto


Un soneto escribí en la calentura
de una noche de Abril, bajo el efecto
de un revuelo de olores , que directo
me llegó al corazón con su mixtura.

Bajo el imperio de su dictadura,
rosa y cursi, me impuso su dialecto,
el caldo de cultivo predilecto
para la desmedida floritura

No importa si salió algo imperfecto,
si absorta en el jardín de la premura
no me dio para más el intelecto.

Importa el que en un rapto de ternura
sobre tu espalda transcribí mi afecto...
!Y era tan perfecta su cálida textura...!