viernes, 7 de abril de 2017

Diosa caída

Acaso años atrás fue muy hermosa
y hasta si me apuras la más bella
que había en el lugar, una doncella
que comparaban todos a una diosa.

Seguramente tras de la jugosa
tentación de su boca de grosella
se perdió más de un alma, o tras la estrella
que hacía su mirada esplendorosa.

En todos sus encantos hizo mella
el tiempo , que cayó como una losa,
y no es ni la sombra ya de aquella.

Pero aun siendo su estampa lacrimosa
¿ quién le pondría al cielo una querella
cuando respeta aún su vida añosa?

Hoy su imagen patética me acosa,
mi faz futura adivino en ella.