lunes, 3 de abril de 2017

Olor a lilas


Lo sombrío es algo que se obstina
en besar el cristal de mi ventana
al alba y va tiñendo de desgana
el día por vivir que se avecina.

La claridad es esa asignatura
sin aprobar, con timidez se esconde
y yo jamás he descubierto dónde
me veda bajo llave su hermosura.

Por eso , en esa especie de ceguera
para lo placentero, me enardecen
las lilas y su olor cuando florecen.

En la suave fragancia que producen
la pasión del ambiente me traducen
y sé que ya está aquí la primavera.