lunes, 17 de abril de 2017

A la carrera


Últimamente noto , consternada,
cómo me huye el tiempo a la carrera
y que de darle alcance no hay manera
por más que lo persiga sofocada

Según él, ya llegó la primavera
cuando mi piel malvive congelada
y es un cristal de hielo mi mirada.
Cuanto más torpe estoy, más se acelera.

Se ve que tiene prisa -demasiada-
por llegar a la meta que me espera,
esa estación final desangelada.

Temo que llegue a Mayo y quizás quiera
ver brotar una rosa colorada
sobre mi miserable calavera.