jueves, 20 de abril de 2017

Mary Shelley

Si me quieres así, mujer de gozo,
cascabel para un lunes, aderezo
sobre un traje de fiesta, pronto empiezo
a mudar alma y piel, hazme un esbozo.

Con tal de complacerte, me despiezo
para recomponerme trazo a trozo
y tricoto metálico un embozo
con que ocultar los trucos del atrezzo.

Las penas dejaré junto al desmayo,
- él me comprende bien -, después me enfundo
sobre mi Octubre un esplendor de Mayo.

Tú, disimúlame si, con la prisa
de hacerte sonreír, voy, me confundo
y dibujo hacia abajo mi sonrisa.